Niños en movimiento

Niños en movimiento

La importancia del movimiento en los primeros tres años de vida Los niños pequeños no suelen quedarse quietos. Y eso es bueno, porque la actividad es importante para ayudarlos a crecer fuertes y saludables. También es un factor clave para su desarrollo en general. Por medio del movimiento corporal, cuando exploran e interaccionan con su mundo los niños desarrollan la capacidad para pensar y comunicarse. El movimiento corporal también promueve una mayor confianza en sí mismos. Los niños y niñas se sienten competente físicamente y emocionalmente cuando usan su cuerpo para comunicarse y resolver problemas. Y, lo que es más importante, a través del movimiento, sus hijos también desarrollarán un vínculo más estrecho con usted. ¿Cómo? El deseo de estar cerca y comunicarse con usted los motiva a...
Etapas de juego

Etapas de juego

Etapas de juego desde el nacimiento hasta los seis meses: ¡Una experiencia de todo el cuerpo! Aprenda cómo los bebés y niños pequeños desarrollan aptitudes para el juego desde el nacimiento hasta los tres años y qué juguetes y actividades son apropiados para su edad. ¿Ha observado usted que si coloca su dedo en la palma de su recién nacida, ésta cogerá su dedo firmemente? Esto es un reflejo importante: una acción con la que los bebés nacen y la hacen automáticamente. Pareciera que ella está jugando con usted, ¿verdad? Sin embargo, a partir de aproximadamente tres meses, estos reflejos comienzan a desaparecer. Ahora los bebés comienzan a mover su cuerpo con un propósito. Se puede notar que se muestran más interesados en el mundo que los rodea. Comienzan a explorar juguetes y personas por medio de sus sentidos y aprenden lo que son y lo que hacen los objetos y las personas por medio de este juego sensorial. Descubra cómo sucede esto. Sentirse conectado Los primeros compañeros de juego y las primeras citas para jugar de su bebé son con usted y con otras personas que lo cuidan. Estas interacciones tempranas le ayudan a usted y a su bebé a sentirse más conectados y “sintonizados” uno a otro. Por ejemplo, su bebé puede mirarle, volver la mirada a usted cuando comienza a cantar una canción de cuna, o calmarse al sonido de su voz. Los bebés también comienzan a mostrar cuando necesitan una pausa en las interacciones volteándose para el otro lado, cerrando los ojos, arqueando la espalda, poniéndose inquieto o haciendo sonidos de estar inquieto, teniendo hipo,...
El ingreso al mundo escolar

El ingreso al mundo escolar

Una correcta preparación para la vida escolar empieza mucho antes de pisar la escuela por primera vez. La interacción que los niños tengan con sus padres y con las personas que aman y confían, es el mejor respaldo para desarrollar sus habilidades de autocontrol, confianza y curiosidad. Las capacidades de adaptación que tenemos como adultos, son incomparables a las que tenemos cuando somos niños. Como grandes, contamos con un bagaje de momentos y experiencias que nos permiten adaptarnos, o no, a diferentes situaciones que enfrentamos día a día. Dicha capacidad, en un niño, depende de varios factores, de su forma de ser, de cómo se desarrollan en su entorno cotidiano. Al salir de casa, al hablar con otros niños que no ha visto nunca y que se comportan de una manera diferente, ellos van experimentando. Deben integrarse a un ambiente nuevo, aprender sobre cosas que no han visto y conocer lugares que pueden ser desconocidos; todo sin la ayuda constante de sus apoderados. Como padres, somos los únicos que podemos darles una mano en esta nueva etapa. Apoyo y comprensión son soportes simples que podemos entregarles y que serán fundamentales para su futuro. “Es hora de levantarse para ir al colegio”… La integración de nuestros hijos hacia la escuela debe realizarse de manera paulatina, sin apurarlos, sin agobiarlos. El respeto que tengamos por los tiempos de nuestros hijos, por muy chicos que sean, nos garantizará una mejor adaptación final. Todos las personas tienen tiempos y exigencias diferentes. A continuación dejamos un par de consejos que pueden servir para la correcta inclusión de nuestros hijos a la vida escolar. •  ...
Música para los más chicos

Música para los más chicos

Estimulación del cerebro, reducción del estrés, reforzamiento de la salud y desarrollo personal son sólo algunos de los beneficios de escuchar música. Hacer aquello, con nuestros hijos, podría crear lazos que fortalecerán nuestras relaciones afectivas y de apego. ————————————————————————————————————– En los últimos años, se ha mostrado un gran interés por investigar los efectos beneficiosos de la música en niños, los que pueden partir en el propio hogar. Aprender sonidos, ritmos o percusiones pueden incentivar a los pequeños a aprender cantando y fortaleciendo, desde niños, diferentes factores de su desarrollo. La música contribuye al desarrollo integral de los niños pequeños. Tiene el poder de tranquilizar y relajar a las personas, al mismo tiempo que ayuda a desarrollar habilidades en lenguaje, motricidad y, más que todo, diversión. ¿Y en los bebés? Entonar canciones a los bebés o escuchar música con ellos, además de producir cambios a nivel fisiológico, desarrolla un fuerte vínculo afectivo que estimula su inteligencia emocional. A nivel psicológico, la música también despierta, estimula y desarrolla emociones y sentimientos. Decir que la música favorece la capacidad de atención y concentración en los niños también es cierto. De esta manera, ellos potencian su rendimiento en los estudios, estimulando su memoria, análisis, síntesis y razonamiento. Caballito Blanco o … Como padres, no debemos caer en paradigmas. A los niños y bebés no se les debe limitar a escuchar sólo canciones de cuna. Si bien tarde o temprano oirán otro tipo de música, es mejor incentivarlos desde pequeños a escucharla. Ellos también tienen la capacidad de disfrutar y recordar –por ejemplo- la música clásica. Escuchar diferentes tipos de música les ayudará a...
La importancia de un buen y correcto desarrollo físico en los niños

La importancia de un buen y correcto desarrollo físico en los niños

Es sabido que el desarrollo físico en los niños es fundamental para su progreso futuro. Hacerlo entonces, de forma saludable, es prioritario para el bienestar integral en su primera etapa. La salud, nutrición y sueño son partes que complementan ese desarrollo a tan corta pero importante edad. El desarrollo como tal proviene de factores genéticos considerados con frecuencia los responsables del potencial biológico. Además, factores del medio ambiente, sociales, emocionales y culturales interactuando entre sí, también modifican el potencial del crecimiento y desarrollo. Asimismo, el desarrollo hace su referencia en los cambios corporales experimentados por el Ser Humano. Peso, altura y desarrollo muscular, óseo y cerebral. Este crecimiento es continuo a lo largo de la infancia y adolescencia pero no se presenta uniformemente; muestra sus mayores cambios en el primer año de vida y a partir del segundo, indica un patrón más estable y decreciente conforme avanza la edad. El desarrollo motor de los niños depende de su maduración física. Los logros motores realizados por los niños a medida de su crecimiento son muy importantes debido a que las sucesivas habilidades motoras que van adquiriendo hacen posible un mayor dominio de su cuerpo y entorno. Aquí conocemos la Motricidad Gruesa y Fina. •    Motricidad Gruesa: Control sobre acciones musculares globales. Comer, gatear, andar, levantarse, entre otras. •    Motricidad Fina: Control sobre los músculos más pequeños. Manipular, asir, aplaudir, torcer, garabatear, virar, entre otras. E problema es, entonces, cuando un niño, infante o adolescente no presenta el mismo crecimiento que sus compañeros. Síntomas de aletargamiento y retraso físico pueden alterar su entorno familiar y personal. ¿A qué edad debo preocuparme...